MENU

Language

Show contents for

Nunca volveremos a ser tan jóvenes como hoy!

Transformar la forma en que producimos, comercializamos y consumimos alimentos, es posible (y sobretodo necesario). Se necesitan de ideas atrevidas, de un corazón motivado y de un equipo decidido para lograrlo. Una sumatoria de factores que aparecen con mayor frecuencia en un determinado periodo de la vida: la juventud.

Nuestra energía, creatividad, determinación y resiliencia, nos hace el grupo etáreo con más potencial para transformar la industria agraria y alimentaria. Pero también, el que tiene más responsabilidad en lograrlo, porque no sólo nuestra seguridad alimentaria está en riesgo, sino también la de nuestros hijos y nietos.

Ya lo decía el Tío Ben, “un gran poder, conlleva una gran responsabilidad”.

Hoy, existen organizaciones que alientan a jóvenes a emprender particularmente en Food&Agro, y que les permiten que sus ideas tengan una mayor visibilidad y alcance global. Thought For Food (TFF) es una de esas organizaciones y desde hace 5 años ha logrado que jóvenes de todo el mundo logren un impacto positivo en nuestro sistema alimentario. Cada año realiza el Thought For Food Challenge, una competencia que convoca a jóvenes innovadores y apasionados por desarrollar soluciones al reto más grande que enfrenta nuestra generación:

¿Cómo alimentar a más de 9 mil millones de personas para el 2050?

El TFF Challenge pone a disposición de todos los participantes una plataforma digital para aprender de manera práctica Design Thinking. Además, te brinda la oportunidad de conectar con mentores de alto nivel, de darle visibilidad global a tu emprendimiento y la posibilidad de ganar un viaje todo pagado al TFF Summit para exponer tu idea frente a un jurado y competir hasta por 15 mil dólares en financiamiento.

Sin embargo, lo que hace realmente especial el TFF Challenge, es la comunidad global de emprendedores en agricultura y alimentación de la que te vuelves parte. Una red de casi 8 mil jóvenes que representan más de 100 países, que comparten oportunidades, experiencias y aprendizajes. Porque emprender no es fácil, pero estar acompañado de una gran comunidad hace que el camino sea más ligero, y sobretodo más divertido.

“La juventud no es un estado de la vida, es un estado del espíritu” - Mateo Alemán

Hace algunos años participé del TFF Challenge, y aunque mi emprendimiento no llegó a las finales, la participación activa que tuve en la comunidad, me abrió las puertas para convertirme este año en TFF Ambassador Peru. Mi rol ha sido el de promover la competencia a nivel país, para lo cual organicé eventos, talleres y presentaciones, logrando que al final 7 equipos peruanos participen en la competencia.

A pesar de que ningún equipo peruano llegó a las finales, debo mencionar que cada vez son más los emprendimientos peruanos en agricultura y alimentación. Debemos seguir fortaleciendo el ecosistema emprendedor en el Perú y potenciar al máximo las ventajas competitivas que tenemos, como la gastronomía, la biodiversidad, entre otros.

Así que el único peruano en el TFF Summit de este año en Amsterdam, fui yo. Probé helado de carne y comí gusanitos fritos, experimenté realidad virtual en agricultura, y medite con chocolate vía streaming. Es que cuando hay tanta gente joven reunida, motivada y con ideas disruptivas, el evento regular, se convierte en EL EVENTO.

 

Sin embargo, lo más emocionante de estos 3 días de innovación en Amsterdam, sin lugar a equivocarme, ha sido escuchar los pitch de los 10 equipos finalistas del TFF Challenge. Ideas revolucionarias abordando temas como desperdicio de alimentos, cadenas cortas de comercialización, Big Data en agricultura, etc.

La competencia estuvo super ajustada, pero como en toda competencia, al final siempre hay un ganador. Y esta vez, Cultivando Futuro, un emprendimiento colombiano que promueve el comercio justo, a través de la conexión directa de productores y compradores, se llevó el primer lugar.

Y así concluye otro ciclo en el TFF Challenge, con una comunidad mucho más numerosa, conectada y comprometida en seguir promoviendo la búsqueda de soluciones innovadoras al problema de la seguridad alimentaria.

Como dije al inicio, se necesitan ideas atrevidas, un corazón motivado y un equipo decidido para lograr reinventar nuestro sistema alimentario. Nunca antes los jóvenes tuvimos tantas herramientas alrededor y un mundo lleno de oportunidades para iniciar un negocio. No hay, ni habrá, mejor momento para emprender, que ahora. Recordemos que los años pasan muy rápido, y que nunca volveremos a ser tan jóvenes como somos hoy - entonces, ¿por qué esperar para emprender?

Nunca volveremos a ser tan jóvenes como hoy para emprender!